30/12/2020

«Volando Juntos» se adapta a la nueva normalidad

“La educación no es preparación para la vida; la educación es vida en sí misma”, decía John Dewey. Queremos que estas palabras se hagan realidad a través del apoyo socioeducativo “Volando Juntos”.

Desde Cooperación Internacional, apoyamos la educación de los más pequeños y, por eso, no hemos querido abandonar este fin a pesar del momento que estamos viviendo.

Durante este primer trimestre del curso académico, hemos trabajado para que los niños y niñas en situación vulnerable puedan seguir teniendo apoyo escolar. Hemos adaptado el espacio, los materiales y las normas.

Desde septiembre, hemos hecho dos grupos de entre 6 y 7 niños para que puedan estar en un mismo espacio con el profesor y los voluntarios. Para ello, se turnan los grupos un día sí un día no, de lunes a viernes. Esto permite que, a pesar de que no puedan ir todos, todos los días, puedan tener un seguimiento constante semanal. Por otro lado, los talleres se han adaptado a la distancia requerida para intentar que haya el mínimo contacto entre los menores, al igual que la distancia entre los puestos de estudio.

Además, hemos establecido normas de higiene: al entrar, a cada niño se le toma la temperatura y se tienen que lavar las manos con gel hidroalcohólico. Después de cada jornada, se limpian tanto las mesas como las sillas, y todo el material que hayan podido manipular los alumnos. Asimismo, tienen que tener puesta la mascarilla durante las dos horas que dura la actividad y la puerta del aula se mantiene abierta. Estas medidas nos ayudan a mantener un ambiente limpio y libre de contagios.

Por otro lado, este año, nos centraremos en talleres STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Queremos que, a pesar de las diferencias sociales, los niños y niñas de “Volando Juntos” tengan las mismas oportunidades. Consideramos que actualmente el campo tecnológico es una prioridad para su formación e inversión en el futuro. Trabajamos con ellos a través de experimentos y explicaciones atractivas que les acerquen a tener un mayor interés en estas materias.

Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración de Boeing, con la que llevamos más de 14 años trabajando mano a mano para que los niños y niñas en situación vulnerable puedan tener un futuro mejor.