03/12/2019

Miriam Gutiérrez, campeona del mundo de boxeo, en Personas de Bien

A pesar de haber sufrido maltrato y casi perder a su hija, Miriam Gutiérrez, alias “La Reina”, consiguió salir adelante y reconducir su vida.

En la sexta entrevista del proyecto Personas de Bien, de VidaCaixa, Patricia Ramírez y Cooperación Internacional, le damos voz a la historia de la campeona del mundo de boxeo, Miriam Gutiérrez.

Estando embarazada, sufrió agresiones por parte de su pareja que hicieron que su hija naciera antes de tiempo. Envuelta en una tormenta de la que no conseguía salir, cambió su mentalidad cuando le pusieron a su bebé en brazos por primera vez: “No quiero esta vida para mí, pero menos para ella”. A partir de este momento volvió a tomar las riendas de su historia.

El primer paso fue volver al boxeo, deporte que antes practicaba. Fue su medicina para recuperar la autoestima, crecer y superar sus miedos. Tuvo la suerte de estar acompañada por otro boxedor, Jero (podrás escuchar su entrevista aquí). Jero se convirtió en su hermano mayor, en su guía en este camino tan difícil del que conseguiría salir. “Me ayudó a levantarme y a mejorar cada día más”, dice Miriam.

¿En qué le ayudó el boxeo? Superación, disciplina, entrega, nobleza, pasión y autocontrol son algunos de los valores que Miriam sigue aprendiendo de esta disciplina. Asegura que, en este deporte les enseñan a que nadie es superior a nadie y que estas continuamente aprendiendo, lo que le hace crecer interiormente.

A pesar de ser campeona del mundo insiste en que no se siente más poderosa que nadie. Miriam tiene presente la imagen que se tiene del boxeo como un deporte fuerte, rudo, con el que uno puede sentirse poderoso. Pero afirma que ella no tiene ningún poder, porque lo importante está dentro y cualquiera corre el peligro de que el hilo de lo interior se rompa. Jero les repite a ella y a sus compañeros que uno no tiene que sentirse más que nadie ni mirar por encima del hombro, por nada, ni por nadie.

Su familia se siente orgullosa de lo que ha conseguido y ella también. Ha logrado ser un ejemplo de superación y asegura que “si uno se levanta con una meta, la puede conseguir si realmente es lo que quiere” y para ello Miriam, La Reina, pone en primer lugar a los que más quiere porque para ella “cuanto más nos apoyemos en los demás, las cosas saldrán mejor”.

No te pierdas este increíble testimonio de vida, en el que a pesar de su dureza La Reina ha conseguido recuperar y mantener su sonrisa.