'El voluntariado corporativo es una gran oportunidad para mejorar la sociedad'

noticia_1375

Foto: Iciar Lumbreras en la sede de Cooperación Internacional

El anuario de Compromiso RSE, de Custommedia, recoge en su última edición una completa entrevista a nuestra directora de Desarrollo Corporativo. Esta prestigiosa publicación hace, de la mano de Iciar Lumbreras, un interesante repaso a la situación y retos de futuro que afronta el voluntariado corporativo en nuestro país. Como explica la Directora de Desarrollo Corporativo de Cooperación Internacional, las empresas están dejando de ver la RSE como algo positivo, pero opcional, para incorporarla en sus planes estratégicos, porque ya es una demanda de toda la sociedad. Por su interés, reproducimos la entrevista completa, realizada por la periodista Eva Galli.

 

Cooperación Internacional trabaja desde 1993 por “una juventud solidaria”. Para ello lleva a cabo, cada año, un centenar de proyectos de sensibilización y voluntariado que benefician, de forma directa, a 120.000 personas. En su activo se cuentan más de 5.000 jóvenes que se implican en sus iniciativas sociales y el apoyo de más de 170 empresas colaboradoras.

 

Cooperación Internacional acaba de cumplir 25 años. ¿Cuál es la misión de la organización?

 

Somos una ONG de juventud y nuestro propósito es involucrar a la gente joven en proyectos solidarios. Queremos una juventud que esté preocupada por las necesidades y los problemas de las personas y que tenga afán de servicio, y nosotros tratamos de darles formación y recursos para que puedan hacerlo.

 

 

¿De qué manera lo consiguen?

 

Apoyándonos en dos características de los jóvenes: su ilusión ante retos valiosos y su audacia para afrontarlos. Nosotros procuramos, sobre todo, despertar lo primero: la ilusión. A través de programas de sensibilización, formación en innovación y emprendimiento social y a través de programas de voluntariado, tanto en España como a nivel internacional. Además, hemos colaborado con proyectos de cooperación al desarrollo en más de 30 países.

 

 

¿Qué proyectos destacaría?

 

Hace cuatro años iniciamos un proceso de internacionalización a través de la marca International Youth Cooperation y, en la actualidad, ya tenemos presencia institucional en ocho países para poder desarrollar programas de solidaridad con jóvenes de otros países. Por otra parte, seguimos trabajando en el fortalecimiento de todas las líneas de trabajo que tenemos de voluntariado y de innovación social.

 

Cada vez trabajamos más con empresas en nuestros programas de fomento del emprendimiento social entre los jóvenes. Hay muchas sinergias y posibilidades de colaboración para formar a los jóvenes en habilidades, en competencias, que les sirvan para poder desarrollar proyectos que tengan el objetivo de transformar una determinada realidad. Es un ámbito relacionado, además, con la empleabilidad de los jóvenes, uno de los grandes problemas en nuestro país.

 

 

Con 12 ediciones, el Día Solidario de las Empresas se ha convertido un referente en el voluntariado corporativo. ¿Cuál es su valoración?

 

“Cada persona cuenta, cada empresa suma”. Este es el lema de la jornada y con este convencimiento, hace 12 años, pusimos en marcha el Día Solidario de las Empresas, junto con Atresmedia, porque creemos que el voluntariado corporativo es una gran oportunidad para mejorar la sociedad. En este tiempo, hemos pasado de los 200 voluntarios de la primera edición a más de 1.200 de la última. En total, en estos 12 años, han participado 186 empresas y 159 entidades benéficas, pero el dato más relevante es que el índice de repetición se sitúa en el 80% en el caso de las empresas y es un poco superior en las entidades.

 

 

Es una señal de que el voluntariado corporativo goza de buena salud. ¿Cómo ha evolucionado en los últimos años?

 

El voluntariado corporativo se encuentra en un momento de consolidación y con muchas posibilidades. Hace una década veíamos que se realizaban proyectos más puntuales y de carácter asistencial. Estos todavía se continúan realizando, pero cada vez más se pone el foco en el impacto, en solucionar una determinada realidad y la empresa busca aportar valor con aquello que sabe hacer. En nuestro país, el voluntariado corporativo ha estado liderado por las grandes compañías, que lo están ligando a sus estrategias y alineándolo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El voluntariado corporativo se relaciona así, directamente, con aspectos como el propósito de la compañía, la reputación o la atracción y retención de talento, entre otros.

 

Sin duda, uno de los retos del voluntariado corporativo es involucrar a las pymes. Dicho esto, cada vez nos encontramos con más ejemplos de pequeñas y medianas empresas, sobre todo con plantillas jóvenes, que ya cuentan con programas o que están interesadas.

 

 

Está más integrado en la Responsabilidad Social Empresarial…

 

Las empresas ya no ven la RSE como algo opcional y positivo, sino que están incorporando la gestión responsable en sus planes estratégicos porque es una demanda de la sociedad en su conjunto. Los inversores cada vez lo tienen más en cuenta en sus decisiones y, aunque todavía queda recorrido, los consumidores cada vez son más conscientes de su papel y buscan una coherencia, una ética, una gestión responsable en las empresas.

 

Por otra parte, la acción social con empleados juega un papel cada vez más relevante en las políticas de recursos humanos. Por todo ello, estamos hablando, no sólo de acción social, o responsabilidad, sino de competitividad.

 

 

¿Cómo han contribuido los Objetivos de Desarrollo Sostenible a este cambio?

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han lanzado un mensaje muy acertado de que estamos ante grandes retos globales y que solucionarlos depende de todos. Tanto a nivel particular como empresarial, ya sea una empresa pública o privada, todos tenemos la responsabilidad de tratar de mejorar las cosas y, en este sentido, o formas parte del problema o de la solución.

 

 

 

¿Cuál es la clave para que un programa de voluntariado corporativo sea exitoso?

 

Para que estas colaboraciones profesionales funcionen hay que trabajarlas bien. La ONG tiene que detectar muy bien cuál es la necesidad y la empresa debe tener claro cuáles son sus motivaciones y objetivos, y saber comunicarlo internamente. Esto no surge de un día para otro, se necesita un tiempo de maduración y de conocimiento entre las partes. Las buenas colaboraciones son fruto del rodaje, del conocimiento y de convicciones compartidas.

 

 

 

¿Esto significa que el voluntariado corporativo se está profesionalizando?

 

Cada vez más los profesionales de las empresas se están formando en el ámbito del voluntariado. Muestra de ello es que el último informe del Observatorio de Voluntariado Corporativo constataba que el 40% de las compañías que hacían voluntariado corporativo tenían un responsable de esta área y si esa es una de tus responsabilidades en la empresa te vas a formar en ello.

 

Además, el voluntariado también se profesionaliza porque las compañías buscan proyectos más ambiciosos y pasan de acciones de voluntariado puntuales a programas estructurados que busquen una transformación en la sociedad.

 

 

 

¿Cuáles son los retos de futuro de Cooperación Internacional?

 

Seguir generando proyectos valiosos para que la gente joven se ilusione e involucre en mejorar la sociedad.. En este sentido, nuestro objetivo es fortalecer todos los proyectos relacionados con la formación, el emprendimiento social y el voluntariado. En cuanto a la internacionalización, nuestro reto es continuar creciendo y extendiendo el trabajo que hacemos a un mayor número de países. Por otra parte, en cuanto al Día Solidario de las Empresas, estamos trabajando para hacerlo más accesible, interesante y atractivo para las pymes. Y, finalmente, queremos seguir colaborando con empresas para fomentar esta cultura solidaria en la gente joven. En este ámbito, tenemos mucho recorrido y creo que podemos encontrar proyectos muy interesantes. Estamos en un buen momento porque hay mucho interés, muchos interlocutores y muchas posibilidades, procuramos encontrar proyectos que tengan valor y sentido para todas las partes.

 

 

Día Solidario de las Empresas, referente en el voluntariado corporativo

 

El Día Solidario de las Empresas (DSE), organizado por Atresmedia y Cooperación Internacional, es una jornada solidaria orientada a promover el voluntariado corporativo y la sensibilización ante los problemas reales del entorno desde el ámbito empresarial.

 

Además de haber crecido en número de ciudades inscritas hasta un total de once, el DSE también ha batido su récord histórico de equipos participantes, con 109 grupos a nivel nacional. En la última edición, cerca de 1.200 empleados de 50 compañías han fomentado con su participación el compromiso social de las empresas a través del voluntariado.

 

Cooperación Internacional trabaja desde 1993 por “una juventud solidaria”. Para ello lleva a cabo, cada año, un centenar de proyectos de sensibilización y voluntariado que benefician, de forma directa, a 120.000 personas. En su activo se cuentan más de 5.000 jóvenes que se implican en sus iniciativas sociales y el apoyo de más de 170 empresas colaboradoras.


LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger