Más de 300 familias reciben ya el apoyo de nuestro Programa ADN: de Ayuda Directa a las Necesidades

noticia_991

Foto: Cada mes recibimos y distribuimos la comida que nos proporciona el Banco de Alimentos

No hace falta ir al Tercer Mundo para encontrar familias que no cubren sus necesidades más básicas. La tasa de españoles pobres y en riesgo de exclusión ha alcanzado la histórica cifra del 29% de la población. Por eso, para sensibilizar a los jóvenes con la pobreza, paliando la dureza de las circunstancias que atraviesan miles de familias en nuestro país, Cooperación Internacional ONG creó el Programa ADN: de Ayuda Directa a las Necesidades Básicas de los colectivos más desfavorecidos. Ya funciona en Madrid, donde atendemos a 65 familias, y Sevilla, con 250 familias. Apoyamos a personas mayores o enfermas que viven solas y a familias con pocos recursos, para atender sus necesidades urgentes y puntuales.

El motor del Programa ADN son los voluntarios que lo llevan a cabo. Se trata de chicos de entre 16 y 30 años, la mayoría estudiantes universitarios, con una clara preocupación humanitaria. Para que su trabajo sea de la máxima eficacia, se les imparten sesiones de formación teórico-práctica, que les ayudan a entender la importancia y calado de su labor y la mejor manera de llevarla a cabo.

Los Servicios Sociales municipales y autonómicos de los distritos en los que se actúa y de los Centros de Participación e Integración de la población inmigrante, además de otras asociaciones o fundaciones que trabajan con dichos colectivos se encargan de identificar a las personas en riesgo de exclusión que reciben la ayuda del Programa. Se trata sobre todo de familias con escasos recursos económicos, con uno o dos miembros en situación de desempleo, con dos o más menores a su cargo, o monoparentales.

Hay familias a las que se reparte a domicilio, y otras que acuden a recoger sus alimentos. Los hogares que reciben visitas periódicas son especialmente los que tienen personas en situación de dependencia y/o varios niños. La comida nos la proporciona mensualmente el Banco de Alimentos y los voluntarios la completan, con la que recogen en supermercados. La selección de alimentos se realiza en función del número de componentes de la unidad familiar y sus situaciones específicas.

Pero, tras esa ayuda más básica y urgente, se encauza también el apoyo a las familias desfavorecidas en otros ámbitos, desarrollando un informe para Servicios Sociales, para valorar su derivación a otros proyectos gestionados por entidades sociales que cubran integralmente las necesidades familiares: rehabilitación de la vivienda, programas de apoyo socioeducativo a los niños, etc.

Además de la atención a las familias, el objetivo principal de este programa es promover el voluntariado estable entre los jóvenes, abriéndoles los ojos a la realidad social de las familias de su entorno y haciéndoles más conscientes de la dignidad de todas las personas, con independencia de sus circunstancias socio-económicas. 

Más información: adn@ciong.org

LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger