'Hacer voluntariado ha cambiado mi vida por completo'

noticia_1349

Foto: Una de las coordinadoras trabaja con una niña del Apoyo Escolar.

“Ser voluntario es de lo que más orgulloso me siento en mi vida”. “El voluntariado te cambia la forma de afrontar los retos y las dificultades de la vida” . “Nunca pensé que el voluntariado me llenaría tanto”… son algunos de los testimonios que nos dejan los jóvenes voluntarios que deciden dar su tiempo a las personas que lo necesitan a su alrededor. 

Cooperación Internacional ONG cuenta con 725 jóvenes comprometidos con actividades estables de solidaridad y 5.500 que participan en campañas especiales, como la campaña de Navidad, o la de rehabilitación de viviendas, Painting for Others. Y su testimonio es la mejor prueba de que el voluntariado deja huella. 

Sonia, dos años voluntaria en El Congo, y comprometida todo el año con la ayuda y la sensibilización, intenta que “los chicos entiendan que si se quedan en su casa pensando en su vida no van a cambiar nada, en cambio con pequeñas acciones, si es una multitud quien las hace, pueden cambiar el mundo. La idea es: Sé el cambio que quieres ver en el mundo, pero tiene que ser en tu día a día, con tu familia, tus amigos, tienes que dar lo mejor de ti en todo momento”. Un ejemplo de ello es Robert, un joven de 2º de Bachillerato, que cuenta que hacer voluntariado le ha abierto los ojos: “Dedicar tiempo a personas necesitadas me ha ayudado a tratar mejor a las que tengo cerca”. Junto a él, ayudando en una residencia de la tercera edad, donde daban de comer a los residentes, y trataban de entretenerles dando un paseo o cantando y bailando con ellos, estuvo Juan un voluntario de 25 años, que recuerda: “Al principio cuesta romper el hielo para cantar o bailar con gente con discapacidad física o con ancianos, pero luego vale la pena, sólo por ver su rostro de alegría”. "Escuchando a los ancianos hemos aprendido mucho” asegura Miquel, estudiante de 4º de ESO.

 “Para mí, hacer voluntariado es una actitud ante la vida y ante la  sociedad. Cuando decidí ser voluntaria no sabía que me iba a llenar de la forma que lo hace, ni que mi vida iba a cambiar por completo”, nos decía Alejandra, voluntaria con niños hospitalizados en el hospital La Paz de Madrid. “Este es mi cuarto año como voluntaria en La Paz y creo que ya no podría vivir sin esas horas a la semana. Es una experiencia que te enriquece como persona y sobre todo engancha”, asegura su compañera, Silvia Ruiz

Si tú también quieres ser protagonista del cambio, no te quedes fuera. #DéjateMarcarporelMundo. Haz voluntariado. 

Más información: voluntariado@ciong.org 


LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger