'Córtate un Pelo', una idea de los voluntarios de Desayunos Solidarios, para mejorar la autoestima de las personas sin hogar

noticia_1197

Foto: Una de las profesionales voluntarias de L´Óréal atiende a una de las participantes.

Daniel y Blanca viven en una habitación y piden en la calle. En su misma situación se encuentra Marta, que es licenciada en Historia...y cuando se murió su padre, se quedó en paro y sin recursos para sobrevivir. Pero ayer fueron recibidos en un salón de belleza como el más selecto de los clientes. “Nos hemos sentido como cualquier otra persona normal”, decía Ernesto al terminar. Estos son algunos de los beneficiarios del proyecto “Córtate un pelo”: una iniciativa de los voluntarios de Desayunos Solidarios de Cooperación Internacional ONG, para que las personas sin hogar pasen un día agradable aprendiendo a cuidarse, de la mano de L’Oréal. Un grupo de personas sin hogar han disfrutado de un corte de pelo realizado por profesionales de la multinacional experta en belleza. Después, les han invitado a una comida con los beneficiarios y voluntarios participantes. 

Y es que, mucho más que un simple corte de pelo, lo que nuestros voluntarios, de los que surgió la idea, querían ofrecer a las personas sin hogar -a las que van a ver cada semana con los Desayunos Solidarios- es una actividad en la que se sintieran especialmente cuidadas y acompañadas. Una experiencia con la que comprobaran hasta qué punto un acto sencillo por mejorar la propia imagen puede ser una ayuda para recuperar su autoestima. El objetivo es además sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de las personas que viven en la calle y cómo pequeños gestos, como ofrecer un corte de pelo, ayudan a recuperar su dignidad a estas personas que sufren una situación de marginación social y vulnerabilidad. 

La primera experiencia del proyecto “Córtate un pelo” ha sido un gran éxito. Un grupo de personas sin hogar de Madrid, entre ellos algunos de los que conocemos por los “Desayunos Solidarios”, se desplazaron ayer hasta las oficinas de L’Oréal en vehículos cedidos por Cabify y acompañados por voluntarios de Cooperación Internacional ONG. A las 11 horas, peluqueros profesionales de la marca, llegados de distintos puntos de España, como Cuenca y Zaragoza, para hacer este trabajo como voluntarios, les estaban esperando para encargarse de su ‘cambio de look. “Los beneficiarios estaban como en shock, super agradecidos, no paraban de dar las gracias. Y es que los voluntarios de L’Oréal Professionnel los trataron muy bien: a cada uno le pusieron el tratamiento que quería, y les aconsejaron la mejor manera de cuidar su pelo: con qué champú, mascarilla... Luego les regalaron una bolsita de productos específicos para cada uno: al que tenía canas le regalaban un champú para canas… Y al final nos invitaron a una comida increíble”, subraya Mónica Falcón, voluntaria de Desayunos Solidarios de Cooperación Internacional ONG.  Y es que la empresa organizó una comida final con todos los beneficiarios y voluntarios, para intercambiar experiencias. 

Esta actividad ha sido sólo el comienzo de un proyecto de mayor alcance, para ofrecer este servicio gratuito a personas sin hogar de manera regular. “En L’Oréal creemos que la belleza debe llegar a todos –explican desde la empresa colaboradora del proyecto-. Con esta iniciativa, L’Oréal Professionnel lo hace posible para un colectivo que por sus circunstancias personales no lo tiene tan fácil. Poder compartir una jornada con este grupo de beneficiarios y los voluntarios de Cooperación Internacional es un primer paso y una oportunidad para aprender con ellos y disfrutar juntos -unos como receptores, y otros haciéndolo posible- del poder transformador de la belleza”. Y aseguran que la acogida entre el personal está siendo extraordinaria: “Todo el equipo L’Oréal Professionnel implicado en la actividad está entusiasmado. Pero además de nosotros, nuestros clientes: los peluqueros L’Oréal Professionnel, los artífices de esos cortes de pelo y que apoyan como voluntarios esta iniciativa. Desde aquí les damos las gracias por su pasión y por su generosidad”.

Si quieres ver el álbum de la actividad pincha AQUÍ



LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger